Anatomía del cupcake

Estamos en el mes del cupcake y esta vez nos concentraremos en llegar al fondo de este delicioso bocadito!


Así que empecemos sin más demora en descubrir juntos la anatomía del cupcake!



¿por donde quieres comenzar? de arriba hacia abajo o al revés?

Vamos por lo primero!


** CAPACILLOS, la parte inicial de cualquier cupcake y quizá una de las más grandes obsesiones de las pasteleras son los CAPACILLOS. NO IMPORTA que hagas 2 cupcakes al mes, en la bodega de una buena pastelera siempre encontrarás montones (si no es que cientos) de capacillos diferentes.




¿Cuál es el mejor? No hay un parámetro en si, sin embargo lo ideal es encontrar capacillos de buena calidad, los cuales no trasminen grasa y mantengan una apariencia aseada y limpia. Una de las mejores marcas que encontrarás en el mercado es WILTON, además de tener diseños hermosos también su papel es de excelente calidad. No por eso discriminaremos a los demás, pero se mantienen en el top de tops!


Te dejo un tip increíble!!! Puedes poner un puñito (chico) de arroz en tu molde antes de colocar el capacillo, esto ayudará a que absorba la grasa y el capacillo mantenga mejor su color y diseño.




** PAN, la parte básica y probablemente la única problemática de nuestro cupcake. En panes para cupcakes tenemos dos variantes: a base de mantequilla batida y a base de aceite o grasa líquida.

Cada uno se comportará diferente. Si buscas un cupcake totalmente plano te recomiendo las masas a base de grasa líquida, además de ser mucho más húmedos y conservarse por más tiempo también son de pansa plana (como todas quisiéramos estar, ja! ) Esto te da la oportunidad de lograr un frosting más parejo al momento de decorar.


Si buscas un cupcake más fortachón y que resista presión o manipulación, te recomendamos los se son a base de mantequilla batida, estos cupcakes necesitan más líquidos en su composición para hacerlos más suaves y no resecos. Sin embargo estos cupcakes tienden a sacar más pancita.


Cualquiera de las dos variantes son deliciosas. Atrévete combinar sabores y buscar opciones!



** RELLENO, UFF!!! quizá lo más delicioso de un cupcake! Aunque no reglamentario. Los cupcakes pueden o no llevar relleno. Si estas decidida a sorprender a tus comensales, ponles el relleno!


¿con qué podrías rellenarlos? mermeladas, cremas batidas, mousses, chocolate derretido, ganache, buttercream, curds, etc!!! Las opciones son ilimitadas.


Ahora recuerda, el cupcake por si solo ya es dulce, si agregamos relleno y frosting tenemos que estar seguros que la combinación no será una explosión de empalagosidad, si no todo lo contrario, el relleno tiene que realzar el sabor del pan y del frosting y hacer juego en texturas.


No puedes tener un frosting muy grasoso con un relleno líquido por ejemplo, debes de saber combinar sabores y texturas. Ej: CUPCAKE DE VAINLLA CON RELLENO DE LEMON CURD Y FROSTING DE MERENGUE FLAMEADO





** FROSTING! llegamos a lo mejor del cupcake! El bendito frosting. El frosting de un cupcake es su sello personal, este atributo no lo tienen ni las magdalena ni los muffins, allí la grandiosidad de este pastelito.

A veces hablar de frosting es lo mismo que hablar de buttercream, sin embargo hay otras maneras de frostear: crema batida, ganache, merengue, crema diplomática, etc!


Una de las virtudes de los cupcakes es precisamente que nos dan la posibilidad de ponernos creativos!

Mi tip para un frosting ideal: ni mucho ni poco! Simplemente lo necesario! Abusar del frosting en un cupcake puede derivar en que el comensal no lo disfrut. Se prudente con tu frosting.





** y por último pero no menos importante llegamos a los SPRINKLES! ¿QUIEN NO AMA LOS SPRINKLES? La obsesión número dos de todas las reposteras. En toda alacena profesional encontraremos muchos botecitos con mezclas diferentes y para todos los gustos. Hay infinidad de diseños, los hay con perlas, con confetti, sencillos, mixtos de colores y por temporada.


Ponerle sprinkles a un cupcake es como maquillarlo, darle ese toque único y especial que lo hará lucir hermoso, alegre o elegante!


Pero también hay otras maneras de adornar un cupcake por ejemplo chispas de chocolate, granillo de azúcar o de chocolate, frutas naturales, frutos secos, galletas, dulces, chocolates, conos de helado, placas de fondant, toppers de papel, etc, etc.


Recuerda que con la decoración final de tu cupcake no nada más adornas si no también puedes hacer alusión al sabor del mismo, como por ejemplo con estos cupcake de oreo!



Y así concluimos el blog del dia de hoy! Haciendo una radiografía extenuante a este postre singular.


Escríbeme y cuéntame cuales son tus sabores favoritos, que parte del cupcake te gusta más, que es lo que más disfrutas de hacerlos en fin. Platiquemos de cupcakes en este mes que les hemos dedicado!


Chef Mónica


sígueme en mis redes sociales

fb@bakingt

ig @baking_therapist





Featured Posts